En relación a los dispositivos de ozono:

«Ante la proliferación en el mercado de dispositivos productores de ozono, este Ministerio advierte que el ozono al igual que otros biocidas:

– No se puede aplicar en presencia de personas.
– Los aplicadores deben contar con los equipos de protección adecuados.
– Al ser una sustancia química peligrosa, puede producir efectos adversos. En el inventario de clasificación de la ECHA (Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas) se notifica la clasificación de esta sustancia como peligrosa por vía respiratoria, irritación de piel y daño ocular.
– Se deberá ventilar adecuadamente el lugar desinfectado antes de su uso.
– Puede reaccionar con sustancias inflamables y puede producir reacciones químicas peligrosas al contacto con otros productos químicos.»